Ir a la home

Recupera tus hábitos de salud y belleza

Como dice la canción, “el final del verano llegó”… y es el momento ideal para ponernos de nuevo manos a la obra con nuestros cuidados estéticos después de los excesos del verano. Aunque durante el periodo de vacaciones intentemos seguir nuestras rutinas de belleza y aplicar los productos más idóneos para esta época del año, lo cierto es que el cabello y la piel sufren por factores externos como son el sol, el cloro de las piscinas, la sal, la arena de la playa, etc.

 

piel solSeptiembre lo tenemos marcado en el calendario como uno de los meses por excelencia para recuperar la rutina que hemos dejado apartada durante el verano, y pensar en todo aquello que podemos mejorar de cara al nuevo “curso”. Uno de los clásicos y del que siempre nos preocupamos en nuestra vuelta es el cabello. Seguramente es una de los elementos de nuestro cuerpo que más sufre los factores externos ya que su exposición al sol y al agua es enorme y lo protegemos en menor medida que la piel.

 

Para recuperar la salud capilar una de las mejores opciones es cortar el pelo para sanearlo y darle un aire nuevo de cara al otoño. Otra de las sugerencias que seguramente te haga tu peluquero es realizar un tratamiento de hidratación. Es cierto que durante todas estas semanas el pelo permanece continuamente en agua, más húmedo de lo normal, no usamos tanto secadores o planchas… pero también es verdad que productos químicos como los que contiene la piscina, o la sal del mar lo debilitan. Por esta razón es un buen momento para realizar ese tratamiento que tal vez en otra época del año no te has atrevido a hacer. La reparación y nutrición del pelo te aportará brillo y tu imagen se verá mejorada a la vez que cuidada para este nuevo curso.

 

En cuanto a la piel, es una de las partes de nuestro cuerpo que más cuidados le damos a lo largo del año, pero sí es verdad que en los meses de verano la exposición solar es la gran enemiga si no la protegemos bien. Seguramente uno de los imprescindibles en nuestra maleta han sido el protector solar y el after sun. Ambas cremas deben aplicarse adecuadamente, una nos protege de los rayos ultravioleta y la otra nos hidrata después de todo el día al sol. Pero ha llegado el momento de darle un descanso,  y dejar que recupere su aspecto más saludable. Debemos volver a la hidratación diaria con cremas o leches hidratantes aptas para todo el cuerpo. Una rutina diaria para el cuidado de nuestra piel es esencial para que no pierda el buen aspecto que queremos lograr y mantener durante todo el año. Aunque en los siguientes meses la piel no está tan expuesta a los factores externos, es importante seguir hidratándola y prestarle la atención que se merece; recuerda que se le considera el órgano más grande de nuestro cuerpo.

 

Los cuidados estéticos son un factor importante, pero no olvidemos que para que nuestro cabello y piel luzca siempre su mejor versión, estén sanos e hidratados, es vital una buena alimentación. Aprovecha la vuelta a la rutina para dar un repaso a los productos que tienes en tu nevera y despensa e incluye en tu dieta más frutas y verduras, y deja a un lado las grasas. Tu cuerpo, tu piel, tu cabello, pero sobre todo tu salud te lo agradecerán.

 

Empieza septiembre con buenos hábitos, y si la fuerza de voluntad flojea, recuerda que siempre nos quedará enero para volver a apostar por los buenos propósitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *