Ir a la home

Reflexiones sobre la relevancia informativa de las noticias

No deja de sorprenderme la cantidad de espacio periodístico que se da a determinadas noticias de trascendencia más que dudosa, y sin embargo, no se da valor a las objetivamente importantes. Hace unos días parecía que se iba a acabar el mundo porque Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler anunciaban que estaban juntos, inundando la noticia todos los espacios de los medios de comunicación (prensa escrita, radio, televisión y medios digitales), mientras que pasaba desapercibida la noticia de la compra de una importante empresa americana por una de las pocas multinacionales españolas con que contamos en nuestro país y cuyo nombre lógicamente obvio decir aquí. ¿Nos hemos vuelto locos, pensé?

vargasllosavs

Con ello se confirma que los decisores de contenidos intuyen que a la gran mayoría de los españoles les interesa más la vida de la pareja que el hecho que una empresa española adquiera a una americana líder de su sector. ¿Hemos perdido la perspectiva? Me tomé la molestia de contabilizar en los diarios nacionales y regionales la cobertura de la noticia Vargas Llosa-Preysler versus a la de la multinacional española y el dato era espectacular para la primera. ¿Cómo puede ser tan relevante una noticia así, que ni nos va ni nos viene en absoluto a nadie más que a ellos? Es más que conocido el poder de los medios de comunicación pero creo que ha llegado ya el momento de “utilizarlos” para cambiar el foco de interés colectivo. Desafortunadamente no contamos con demasiadas empresas españolas con la capacidad de haberse convertido en multinacionales, y menos con el poder económico suficiente como para adquirir con fondos propios a una norteamericana. ¿Cuándo llegará el justo reconocimiento por parte de la sociedad en general de la importante labor que hacen los empresarios españoles dentro y fuera de nuestras fronteras? ¿De lo capaces que son para casi todo lo que se proponen?

No estaría nada mal que los medios de comunicación, sabedores de su poder, asumieran en su medida el papel de formadores de opinión, de abrir las mentes a realidades más jugosas y trascendentales, de tratar la información bajo otro prisma. Se hace tan necesaria esta labor formativa… Al igual que en la política, los contenidos periodísticos han llegado también a un cambio de ciclo. Los lectores estamos ávidos de información con más interés y valor añadido, que nos arroje luz sobre la sociedad actual y el futuro que ya está ahí. Ejemplos recientes de este tipo de información más reflexiva son Ahora Semanal y la revista dominical Papel. También desde sus inicios las revistas de Spain Media Magazines y Consejeros, ofrecen una información elaborada en profundidad, que no deja a nadie indiferente y de la que siempre aprendemos algo.
En línea con el filósofo español Emilio Lledó, Premio Princesa de Asturias de Comunicación 2015, el planteamiento educativo ha de ser nuestra obsesión. “La función más importante es crear ciudadanos libres y críticos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *