Ir a la home

Análisis web, SEO y redes sociales de La Mallorquina

Ha comenzado la Semana Santa, festividad cargada de mucha tradición, también en lo gastronómico con las torrijas. En Ariadne Comunicación, hemos evaluado el posicionamiento web y las redes sociales de La Mallorquina, una de las pastelerías más conocidas de Madrid

Los aspectos que hemos analizado son 1) la usabilidad, diseño y metodología de la web, 2) sus redes sociales 3) la estrategia que siguen y la importancia que le dan a los contenidos

¿Cómo tiene que ser una web?

Una web tiene que ser funcional, estar dotada de contenido de calidad, escrita siguiendo pautas SEO para que se posicione, con fotos atractivas, diseño actual y con funciones en una ubicación lógica.

Para este análisis hemos tenido en cuenta tres aspectos, la usabilidad, el diseño y la metodología.

1.Usabilidad

Para que una web tenga una buena usabilidad ha de ser eficaz para el usuario,  fácil de navegar y provocar una satisfacción positiva en el usuario mientras busca información en ella.

 

Lo más importante es aplicar el sentido común. El usuario lo que quiere a la hora de navegar por una web es encontrar lo que busca de una manera intuitiva, sin perderse o preguntarse dónde está lo que busca. Un esquema complejo puede provocar insatisfacción y que nunca más vuelva.

 

La rapidez de carga es otro criterio muy importante, ya que nadie quiere pasar su tiempo esperando a poder ver el contenido de la página o tardar un minuto en encontrar lo que busca porque estaba escondido de manera enrevesada.

En Ariadne Comunicación hemos establecido un criterio para puntuar la usabilidad de La Mallorquina que cuenta con los siguientes puntos:

 

Test de Usabilidad posicionamiento web hoteles

2. Diseño

¿El diseño de la web es sencillo, elegante y actual? ¿La página web combina y está en línea con el tipo de negocio? ¿Los colores corporativos son correctos?

 

El diseño de la página web es clave. Una posición errónea de la información, una carga excesiva de contenido o poca información pueden provocar una respuesta negativa en los usuarios. Un diseño anticuado, unos colores corporativos erróneos o unas fotografías que no están en línea con los valores de la empresa pueden perjudicar un negocio.

 

El diseño de una página web tiene que estar centrado en el usuario, con una estructura de la información clara y que permita saber dónde se encuentra en cada momento. Esto se resume en que la navegación debe ser intuitiva y fácil de utilizar.

 

El contenido debe estar estructurado, jerarquizado y optimizado. El lector tiene que hacerse una idea general de lo que se le está ofreciendo. El contenido tiene que estar dispuesto para que el lector se interese desde el primer vistazo.

La información no debe ser farragosa, tiene que ser clara, con frases cortas, un tamaño legible y el tono correcto. También es conveniente contar con un mapa del sitio, para que el usuario sepa en todo momento dónde está dentro de la web.

El diseño también debe ser responsive, es decir, que se adapte a dispositivos como los teléfonos móviles y tablets.

3. Metodología

Antes de realizar una página web hay que llevar a cabo un estudio para saber cuáles son las necesidades y oportunidades dentro de nuestro negocio. Para ello hay que conocer la respuesta a varias preguntas como: ¿quiénes van a ser nuestros usuarios?, ¿para qué voy a desarrollar mi web? o ¿qué recursos necesito?

 

El gráfico posterior muestra los 6 pasos a seguir antes de realizar una página web. En una primera fase hay que conocer el mercado de nuestro negocio, a quién nos vamos a dirigir, las palabras por las que nos vamos a posicionar, los objetivos que vamos a tener y variables que vamos a tener para medir nuestros objetivos.

El tono de los contenidos, los mensajes de las landings y todos los requisitos para el desarrollo de la web son un paso fundamental para construir una página web.

Otro aspecto muy importante es la arquitectura, porque será aquí donde se plasmará la fácil navegación, la categorización lógica del contenido y todo lo que hemos indicado anteriormente en el apartado de usabilidad.

Los colores corporativos, las plantillas del diseño web… Todo lo referente a diseño quedará contemplado en una guía de estilo y en un manual de Identidad Visual Corporativo. Hemos de pensar en ello y seguir el mismo patrón.

Los aspectos técnicos Front End y Back End y hacer una prueba previa al lanzamiento son los últimos pasos para conseguir que una página web que sea totalmente funcional. En la siguiente gráfica se resumen cada uno de los pasos a seguir:

¿Cómo es la página web de la Mallorquina?

La página web de La Mallorquina puede mejorar en usabilidad, diseño y metodología. Hay aspectos que están conseguidos y otros que pueden mejorarse. Aquí va nuestro análisis y consejos.

Imaginemos por un momento que no somos de Madrid y no conocemos La Mallorquina. Venimos a Madrid un fin de semana y buscamos en Google “Pastelerías en Madrid”, el primer resultado es La Mallorquina y entramos en la web.

¿Qué es lo primero que debería aparecer? Una descripción de qué es este sitio. Lo primero que nos encontramos es “¿A qué saben los recuerdos?” y una fotografía de una napolitana de crema. Después, los valores que impulsan a La Mallorquina y en la mitad de la web una breve descripción pero en ningún sitio indican que es una pastelería. Lo que describen es que el negocio se inició en 1894 y que han pervivido a todos los cambios políticos en España.

Por lo tanto, lo que falta nada más entrar en la web es una pequeña presentación que diga a qué se dedican y desde cuando. Es verdad que en la meta description sí indican que son una pastelería emblemática de Madrid, con bollería tradicional y artesanal, pero esta descripción también debería estar en la Home.

Posicionamiento

A la hora de realizar búsquedas en Google con diferentes keywords como: “pastelería Madrid”, “pastelerías en Madrid”, “pastelerías típicas en Madrid” o “pastelerías tradicionales Madrid”, los primeros resultados son artículos de los medios de comunicación y la primera página web que aparece de una pastelería es: la de La Mallorquina.

Esto significa que el posicionamiento web de La Mallorquina es muy bueno y hacen buen uso de las palabra claves del negocio y de los Long tail. Por lo tanto, está correctamente posicionada respecto a su competencia, que se encuentra mayormente en la segunda página de búsquedas.

No hemos encontrado ningún anuncio de pago en las serps de Google, por lo tanto, podemos decir que únicamente apuestan por una estrategia tipo SEO y no SEM.

Diseño

El color corporativo de La Mallorquina es correcto. El rosa también es usado por otros competidores, incluso internacionales, sin embargo el diseño de la web es algo anticuado para el negocio al que se dedican.

 

La repostería es creatividad y esto no se transmite en su página web. La tradición no es incompatible con la modernidad. Un ejemplo en el que se pueden mirar es por ejemplo la heladería y pastelería Bajo Cero. Su diseño web está muy cuidado, sus colores corporativos en línea con su web, las imágenes apetecibles, etc. En  en su conjunto, el diseño es mucho más actual.

 

Recomendaríamos a La Mallorquina que cambiase la tipografía por una más moderna y que el diseño de la web sea más atrativo para el usuario. Debería jugar más con los colores corporativos, rosa y negro, ya que en la web no hay presencia del negro, y del rosa hay muy pocos detalles. Si se quitase el logo de La Mallorquina, no habría ninguna seña de identidad mediante la cual identificáramos que esta es su web.

 

Las fotografías también son muy mejorables. El aspecto es demasiado sobrio con un fondo marrón, blanco o de un color apagado. Una imagen de la Home de unas tartas está borrosa y otra de unas trufas no destaca casi nada porque el producto es marrón oscuro y está sobre un fondo marrón, por lo que le quita protagonismo.

 

Siguiendo con Bajo Cero sus fotografía son buen ejemplo de composiciones elegantes y con uso correcto del color corporativo. También podríamos poner de ejemplo a Fauchon París, con colores corporativos muy similares a los de La Mallorquina.

 

Respetando las diferencias, esta empresa parisina hace un buen uso de las imágenes y da mucha importancia al color corporativo (rosa y negro). Transmite elegancia y tiene fotografías sin mucha complejidad pero llamativas, poniendo como principal protagonista al producto. Este es el camino que podría seguir La Mallorquina. Se trata de hacer apetecible el producto y no mostrarlo únicamente.

 

Además, también se ha comprobado que las fotografías están mal nombradas y no guardan los estándares de optimización. No olvidemos que las imágenes también posicionan, por lo que hay que ponerles los atributos ALT a las imagenes y si están en PNG, mejor.

 

Las fotografías de La Mallorquina están en JPG y algunas tienen nombres muy extraños con números y guiones, por lo que por esta vía no se están posicionando.

 

En el caso de la web para móviles, su diseño sí es responsive. No hemos encontrado elementos que se visualicen incorrectamente, ni servicios que estén en la versión de ordenador y no en la de móvil.

 

Como punto a mejorar en la tienda online, es un poco lento la visualización de productos. Hay que verlos de uno en uno haciendo scroll y son un total de 20. Lo mismo ocurre en la pestaña de productos.

Contenido

Las categorías de la web son insuficientes. Se echa en falta una Sala de Prensa en la que poner los reportajes y entrevistas siguiendo criterios de relevancia. En este punto hemos de tener en cuenta que con la nueva ley aprobada de los derechos de autor, se protege el contenido. Echamos en falta también poner un contacto específico para los medios de comunicación, ya que solo hay uno general.

 

Un apartado imprescindible que tendría que haber, y más cuando hay una opción de compra online, es un apartado de FAQS.

 

En este sentido, debería responderse a preguntas como: horario de recogida de los pedidos online, dónde recogerlos dentro de la tienda y si hay que esperar turno, cómo pedir una factura si el pedido es para una empresa, etc.

 

Otras preguntas muy importantes son las relacionadas con las alergias alimentarias, ya que no hay nada de información sobre este tema en toda la web, la hora o fecha de elaboración de los productos…Además, como son artesanales, no estaría de más especificar la procedencia de las materias primas, si son nacionales o internacionales, etc.

 

En algunos medios de comunicación se menciona que no tienen congelador porque la política de la empresa es así, todos los productos son frescos. Esto es un valor que no lo están transmitiendo por ningún lado y podría transformarse en contenido.

 

Tampoco hay ningún formulario como una newsletter, por lo que no se está fidelizando al cliente habitual. Tampoco hay un blog. Es verdad que el posicionamiento web de La Mallorquina es bueno, pero es una buena forma de dotar de contenidos a la web e imprescindible hoy en día.

 

No se han encontrado llamadas a la acción en ninguna parte de la web, ni si quiera durante el proceso de compra online. Estaría bien animar al potencial cliente a que visitase los productos y de esta forma incrementar las ventas.

 

Al ser una pastelería tradicional que inició su andadura a finales del siglo XIX, podrían hacer un apartado para dar protagonismo a sus maestros pasteleros y las tradiciones que siguen. Unicamente dicen que son más de 20 pero no hay imágenes de ellos. Otros competidores sí dan este reconocimiento a los trabajadores.

 

Respecto a los valores que definen a La Mallorquina están el de innovación, tradición, cercanía y elaboración. No hay ningún tipo de contenido que apoye y produndice en esta afirmación. Si cada día han ido creciendo porque han ido elaborando nuevos dulces y tartas, podían indicar cuáles son los hitos más importantes que han llevado a La Mallorquina a lo que es hoy en día.

 

Estos valores no coinciden con los que se muestran en las redes sociales: calidad, innovación y excelencia. Por lo tanto, hay que definir correctamente cuáles son en realidad.

 

Al final de la web, también se encuentra un premio de Tripadvisor que recibieron hace 4 años. Los competidores también muestran los antiguos, pero los clientes se pueden preguntar qué ha pasado desde entonces y por qué no lo siguen teniendo. Para solucionar este detalle, se podría crear una categoría de “Premios y reconocimientos” recibidos.

 

Una carencia que hemos encontrado es que no hay ningún botón de búsqueda, por lo que encontrar un determinado producto es mucho más lento que si pudiésemos poner un criterio de búsqueda.

 

Producto

Los productos están bien categorizados por su temática de tartas, bollería, pastas, pasteles y productos de temporada, pero no hay descripción de que es cada uno de ellos.

 

Dentro de la categoría productos, cuando haces click en uno determinado, hay un apartado de “descripción” que está vacío. Aquí se podría poner mucha información como qué es este producto, su procedencia, de qué está hecho, las calorías, valor nutricional e información para alérgicos…

 

Un ejemplo al que nos referimos es al Xaxepoch. Este dulce es menos conocido que la palmera de chocolate o la tarta de San Marcos. Son dulces franceses que introdujo La Mallorquina. Es un bizcocho emborrachado en almíbar con un poquito de ron. Sus ingredientes son yemas de huevo, azúcar y harina de maíz.

 

Seguro que mucha gente desconoce qué es este producto y por ello no siente la confianza suficiente para probarlo o comprarlo. Dando la información necesaria, se podría incluso aumentar las ventas.

 

Como propuesta de mejora, añadir que dentro de los productos de temporada estén ordenados en un calendario, a no ser que se hagan roscones o coronas de la Almudena por encargo en agosto. Y en el caso de que los hagan, tampoco está especificado.

 

Esta información es valiosa ya que ayudaría sobre todo a los turistas a que sepan cuándo se consumen ciertos productos. Además evitaría confusiones, porque pueden ver en la página web que hay roscón o rosquillas tontas y listas, y no haber cuándo van a comprarlas personalmente.

 

Otra categorización que habría que hacer dentro de la de productos es la de regalos. En las fotografías de las redes sociales se ha visto que existe packaging especial que es mucho más elegante. Estaría bien que se mostrase este tipo de productos también, ya que podrían hacerse muy populares.

 

En la web no se ha encontrado nada sobre ello, por lo que se podría aglutinar en una categoría propia. Estos regalos pueden ser para empresas, para niños, para aniversarios, cumpleaños o cualquier ocasión especial.

 

La Mallorquina también tiene un salón en la parte superior para tomar algo. En la web no se ha encontrado información sobre ello. Dentro de productos, se podría hacer también  una categoría de “Salados” como las agujas, ensaimadas mixtas, etc., que sí hay información de ellos en las redes sociales.

 

Además, también se podría hacer una categoría propia de la cafetería superior, ya que tiene unas vistas increíbles, es historia de La Mallorquina y los turistas no saben que existe a no ser que vayan personalmente.

 

Compra online

El proceso de compra es correcto. Hemos simulado una compra y es sencillo y fácil. Además, recalca que el pago es seguro.

 

Lo que hemos echado en falta en este aparto es que no pone qué día se va a realizar el empaquetado, las condiciones, el lugar de recogida en la tienda o qué día u hora se ha horneado el producto que vamos a consumir.

 

Otra carencia es que se pueden comprar tartas, pero no da la opción a personalizarla. No se sabe si se puede añadir un felicidades, un nombre, etc. Por lo que tendría que abrirse esta opción de personalización del producto.

 

Si se ha planteado este sistema de compra, es extraño que no se haya contemplado la de envíos a domicilio. Es un sistema bueno para ahorrar tiempo, pero algunos competidores sí envían los pedidos a domicilio por plataformas como Deliveroo, Glovo, Uber Eats, etc.

 

Nuestra valoración de la web del 1 al 10: siendo 1 la menor y 10 la mayor es:

 REDES SOCIALES

La Mallorquina tiene dos perfiles de redes sociales: Facebook e Instagram. Se echa en falta Twitter y Youtube para hacer otro tipo de contenido. Además, si decidieran hacer productos para las empresas también podrían hacerse un perfil en Linkedin.

 

En la web, los botones están bien situados pero son muy pequeños y no destacan. Hay uno que podría ser Google+, pero actualmente te dirige a las búsquedas de Google, por lo que habría que quitarlo directamente.

 

Un aspecto positivo es que ambos tienen la misma imagen de foto de perfil, aunque el redondel fucsia que engloba al logo queda un poco extraño. Como punto a mejorar también está la foto de portada de Facebook, ya que no dice nada. No tiene brillo, los productos no se ven bien y no destacan y tiene un aire navideño. Actualmente, estamos en abril y en Semana Santa.

 

Un error muy común es que se está publicando el mismo contenido en Facebook y en Instagram. Además, en Facebook están replicando los hashtag, y en esta red social nunca se utilizan. Por lo que se tendría que adecuar el mensaje a cada tipo de red social.

 

Ambos perfiles carecen de estrategia de Social Media y de contenido. Como hemos dicho antes, un producto estrella de la repostería en Semana Santa son las torrijas, y tan solo han publicado dos imágenes.

 

Estas fotografías llevan de nombre “¡Temporada de Torrijas en La Mallorquina!” y “¿Planes para Semana Santa? ¡Éste es el nuestro!”. No hay llamadas a la acción para que vayas a comerlas allí o para que las compres. No se está creando ninguna necesidad al usuario y esto sucede porque no hay ninguna estrategia detrás. Además, una de las fotografías solo ha sido publicada en Facebook.

 

Se tendría que haber hecho una estrategia de contenidos para Semana Santa en todas las redes sociales. No es necesario 3 publicaciones al día, pero dos publicaciones únicamente es muy poco. Además, no aportan nada más allá de ser una imagen bonita.

 

En Instagram no se está sacando el máximo provecho. Se podría hacer una estrategia de vídeo y de fotografías. Se podrían hacer pequeños vídeos de cómo se hornea o amasa cualquier producto. En Youtube se podría seguir con esta línea y elaborar vídeos más largos, como un making off de cómo se preparan los roscones o las ensaimadas en el obrador.

 

Tampoco se han visto publicaciones que fomenten que la gente acuda a La Mallorquina, ni concursos, ni descuentos, etc. Tampoco se están realizando encuestas o cualquier contenido para que la gente interactúe con la empresa.

 

Instagram, al ser una red social muy visual tendría que tener fotos espectaculares de los productos, del escaparate, de las vistas del salón superior, pero no hay casi nada de este estilo. Las fotos del escaparate parece que están hechas con un móvil de buena calidad y ya está. Parecen imágenes tomadas por cualquier persona y no impactan en el usuario.

 

En el caso de Twitter, se podría estar dando información de la cantidad de kilos de torrijas que se están vendiendo cada día con el comienzo de la Semana Santa, los roscones que se han vendido este año, el producto estrella de la semana, etc.

 

También se podría compartir información sobre el producto del mes, el producto más vendido, hacer un TOP 10 de productos… No se está haciendo nada similar. Tampoco se han encontrado llamadas a la acción en las redes sociales que incrementen el tráfico a la web o las ventas.

 

La actualización es correcta. Cada pocos días suben contenido aunque no tengan estrategia.

 

Su engagement es bueno, tienen interacción en las redes sociales tanto en Facebook como en Instagram. Como punto a mejorar, se ha observado que no contestan a los mensajes de la gente, algo que deberían plantearse en la estrategia.

 

Una persona se ha quejado de que el precio es muy caro, podría haberse contestado que el producto es artesanal, hecho en el día y con las mejores materias primas que hay en el mercado.

 

Mejorar todos estos aspectos descritos antes ayudaría a mejorar las ventas de La Mallorquina.

 

Nuestra valoración de las redes sociales del 1 al 10: siendo 1 la menor y 10 la mayor es:

El BLOG

Consideramos añadir que aunque no tenga blog, es importante que La Mallorquina piense en hacerse uno.

 

El blog ayuda a posicionarte respecto a tu competencia, y aunque hemos visto que el posicionamiento web de La Mallorquina es bueno, hay que seguir trabajándolo para que la competencia no les supere.

 

El Blog también ayuda a fidelizar a los clientes enviando el contenido mediante una newsletter o compartiéndolo en las redes sociales. Mediante los contenidos, también puedes llevar tráfico a la web y eso se traduce en más ventas, sobre todo si en la web tenemos un carrito de compra como es el caso.

 

El contenido de un Blog no es invasivo. La gente acude a este contenido porque quiere, porque está buscando alguna necesidad que cubrir o tiene un problema y necesita respuestas.

 

Estos son solo algunos beneficios de tener un blog, entonces ¿por qué no tener uno? Parte de la competencia de La Mallorquina lo tiene.

CONCLUSIONES

La Mallorquina tiene un posicionamiento bueno respecto a su competencia. Sin embargo, en lo que se refiere al diseño y las fotografías de la web está muy por detrás. La pastelería tiene algo descuidados estos aspectos, algo que debería de cuidar porque su sector es muy creativo. Las redes sociales, pese a que actualizan frecuentemente los dos perfiles que tienen, no cuentan con una clara estrategia, por lo que el esfuerzo que realizan desmerece. Se echa mucho en falta algún canal de fidelización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *